¿No tienes cuenta?

Regístrate

¿Ya eres usuario?

Entra en tu cuenta

O conéctate con

Imputan cargos a diputado en Norte de Santander por violencia de género

Según la denuncia que cursa en su contra, golpeó brutalmente a su compañera sentimental.

Por lesiones personales dolosas, la Fiscalía, imputó cargos a Leonardo Cuéllar, diputado de Norte de Santander. Los hechos, según el abogado, Omar Javier García, representante legal de la víctima del presunto caso de maltrato se registraron cuando aspiraba como candidato a la Asamblea.

Más de 20 días de incapacidad, dictaminó Medicina Legal a Paola Mora, entonces compañera sentimental del dirigente político que tras el suceso, fue elegido con más de ocho mil votos para ocupar una curul en la duma departamental. “Básicamente, la reclamación de mi cliente en un principio, era que el ciudadano Rafael Leonardo Cuellar, aceptara su responsabilidades y temas éticos en cuanto a la agresión que recibió mi cliente”, dijo el apoderado en diálogo con Caracol Radio.

Agregó que la situación se ha tornado preocupante en medio de la denuncia penal interpuesta contra Cuéllar. “Con los días las actuaciones de Rafael Leonardo Cuéllar, han sido, causar más daño a Paola Mora, por esa razón que nosotros hemos insistido para llegar hasta el final”.

El caso ha sido rechazado por las organizaciones defensoras de género quienes han solicitado en repetidas ocasiones al Centro Democrático, la expulsión del dirigente político de la colectividad “Una persona con un antecedente como este no tiene autoridad moral para, desde su posición como diputado, hablar de políticas públicas sobre la familia, la mujer o la niñez”. Expresó, la Directora de la Rebelión de las flores, Liliana Mora.

En anteriores oportunidades, Leonardo Cuéllar, ha expresado que se mantendrá atento al llamado de la Justicia, sin embargo, hoy no se ha pronunciado frente a la imputación de cargos.

Según la representante de la fundación, la rebelión de las rosas, diariamente, 45 mujeres son agredidas por sus parejas en Cúcuta, donde muchas de ellas guardan silencio para denunciar los casos por temor a nuevos maltratos.

Cargando