¿No tienes cuenta?

Regístrate

¿Ya eres usuario?

Entra en tu cuenta

O conéctate con

Por cirugía tardía de apendicitis, niño de 8 años en estado crítico en Cartagena

A Juan Sebastián Ramos, le diagnostaron y operaron de manera tardía una apendicitis, que hoy lo tiene en cuidados intensivos

Un caso de presunta negligencia médica tiene conmocionada a Cartagena, la vida de un niño de tan solo 8 años está en riesgo debido a que, según denuncia su familia, los esfuerzos médicos no fueron los adecuados. Gregoria Ramos, tía del menor, dijo a Caracol Radio que inicialmente un mal diagnóstico en un centro de tercer nivel, sumado a una cirugía tardía en un centro de tercer nivel, tienen a su sobrino en un lamentable estado.

"El sábado en horas del mediodía la mamá lo llevó al CAP de La María, centro de segundo nivel. El dolor abdominal era terrible, y el diagnóstico allí fue un mala digestión. Lo recetaron con analgésico y algo contra los espasmos, pero como era de esperarse el dolor continuó. Desafortunadamente la mamá tenía que trabajar toda la noche, y confiando en los médicos se fue y cuando regresó en la mañana del domingo, encontró más grave a su hijo", contó Ramos.

Según el relato, el niño fue llevado inmediatamente al CAP de La María, en donde fue atendido entrada la tarde. Es allí, donde los galenos le diagnostican la apendicitis. "Allí medio lo estabilizaron, y me dijeron que tenía que llevarlo a un centro de mayor nivel, así es como lo remitieron a la Casa del Niño, en donde el niño entra exactamente a las 3:00 AM", asegura Gregoria. Una vez en la Casa del Niño, continuaron los problemas para esta familia.

"Es increíble cómo pueden hacerle eso a un niño. Apenas entró ellos confirmaron que era una apendicitis, pero no lo operaron. Lo mandaron para una cama y la razón que le daban a mi hermana era que no había sala de cirugía disponible y el equipo de anestesiología estaba dañado. Así estuvieron toda la mañana, hasta le decían que una apendicitis podía demorar sin intervenirse hasta 72 horas, con los dedos, le contaban a mi hermana que hasta el viernes lo podían operar", aseguró Gregoria.

Sobre el mediodía, la abuela del menor llegó al centro asistencial, en donde entró en cólera y fue con palabras de grueso calibre hasta la misma sala de cirugía, a exigir que se atendiera a su nieto. "Yo entiendo que eso no estuvo bien, pero sirvió para llamar la atención del cirujano, quien acompañó a mi mamá hasta donde estaba Juan Sebastián. Allí, casualmente el niño convulsionó, debido a que unas horas horas atrás, ya había desarrollado una peritonitis, sólo así se pellizcaron e inmediatamente iniciaron con la cirugía", dijo Gregoria.

El niño fue operado pasadas las 5:00 PM. Fue necesario un lavado de órganos, pues todos ya estaban contaminados. Juan Sebastián, permanece internado en cuidados intensivos, con pronóstico reservado. "ahora nos dicen que nos preparemos para lo peor, el mismo médico que horas atrás le decía a mi hermana que podía esperar hasta el viernes, nos dice que todo está en manos de Dios", dice Gregoria.

Finalmente, la clínica Casa del Niño se pronunció al respecto, el subdirector científico Hernando Pinzón, dijo que "el niño llegó con un cuaro que se había desarrollado ya por dos días, y con medicamentos que enmascararon el diagnóstico. De todas formas estamos revisando la historia clínica", sin embargo, en ningún momento admitió negligencia por parte de la clínica. La familia de Juan Sebastián, dice que esperan 'justicia divina', y le piden a los galenos de la Casa del Niño y de todo el país, "más compromiso y amor por lo que hacen".

Cargando