¿No tienes cuenta?

Regístrate

¿Ya eres usuario?

Entra en tu cuenta

O conéctate con

Estalla carrusel de contratos en las alcaldías locales de Bogotá

Fundaciones de papel nombradas a dedo ganan los contratos, ya son 175 mil millones del presupuesto Distrital comprometidos

Los líos que enredan a las alcaldías locales de Bogotá tienen relación con la contratación, al parecer irregular, con varias fundaciones sin ánimo de lucro que no llenan los requisitos de ley y que son nombradas a dedo. Por eso la Fiscalía llamó a imputación de cargos a la alcaldesa de Bosa, Diana Calderon y tiene en la mira otros contratos en las alcaldías locales de Suba, Kennedy, Usaquén y La Candelaria.

Un informe de la Contraloría de Bogotá, conocido por Caracol Radio, revela que entre el 2012 y el 2015 las alcaldías locales contrataron 2.558 convenios por más de 398.000 millones de pesos con esas fundaciones.

Por ejemplo, la localidad de Bosa entre el 2014 y junio del 2015 comprometió más de 35.000 millones de recursos con 160 convenios; Rafael Uribe Uribe más de 24.000 millones de recursos con 132 contratos; y Ciudad Bolívar comprometió más de 20.000 millones de recursos con 105 convenios.

Las fundaciones que han logrado más contratos son:

Fundación para el Desarrollo y Fortalecimiento Territorial Visión Local con la que se suscribieron 42 contratos por más de 7.332 millones.

Corporación Nacional para el Desarrollo Sostenible -Conandes- que logró 30 contratos por valor mayor a los 7.001 millones.

Asociación de Hogares Si a La Vida que logró 35 contratos por más de 6.233 millones de pesos.

Pero los que más preocupa a las autoridades de control fiscal, es la cantidad de contratos que ha logrado el señor Carlos Alberto Pinzón Molina bajo la modalidad de prestación de servicios.

Son unos 62 convenios bajo por un valor mayor a los 11 mil millones de pesos; por ejemplo, Engativá, Barrios Unidos y Fontibón suscribieron 21 contratos por un valor mayor a los 5.500 millones de pesos.

Lo que llama la atención es que los contratos son diferentes, es decir, Pinzón Molina hace de todo, desde actividades de recreación hasta capacitación en consumo de sustancias sicoactivas y sexualidad, pero al parecer "no está facultado para cumplir con las exigencias y requerimientos necesarios para desarrollar un número plural de actividades". El alcalde de Bogotá, Gustavo Petro, ya conoce de dichas irregularidades.

Cargando