Escuche ahora

Sanamente

Santiago Rojas


Síganos en:

Ciudades

Selecciona tu emisora

Revelan aumento en tasa de mortalidad por cáncer en Bogotá

La capital del país pasó de 72 muertes por 100.000 habitantes en el año 2000 a 98 en 2014.

La Secretaría de Salud, en el marco del Congreso Colombiano de Cáncer dio a conocer un aumento en la tasa de mortalidad por enfermedades crónicas, así como los avances en la detección y atención de esta enfermedad en la ciudad, que atiende el 30 por ciento de los casos registrados en todo el país.

Actualmente se registra una tendencia positiva en la reducción del cáncer de cuello uterino en Bogotá; la tasa pasó de 9,2 por 100.000 mujeres en el año 2002 a 5,1 en el año 2014. No obstante esta importante reducción, en la ciudad se presenta un aumento en la tasa de mortalidad por cáncer, pasando de 72,5 por 100 mil habitantes en el año 2000 a 97,9 en 2014; en el país la tasa creció de 100 a 144,2 por 100.000 habitantes en el mismo periodo.

Los tipos de cáncer con mayor tendencia al aumento según tasas de mortalidad por 100 mil habitantes han sido: el cáncer de estómago que pasó de 25,9 en el 2010 a 27,9 en el 2014, el cáncer de mama que pasó de 13,6 en el 2010 a 14,8 en el 2014 y el cáncer de próstata que pasó de 10,4 en el 2010 a 11 en el 2014. Aunado a lo anterior, de todos los tipos de cáncer aproximadamente el 3 por ciento corresponde a casos de cáncer infantil, siendo las leucemias en menores de 18 años las responsables entre el 2010 y 2013 del 85% de la mortalidad por este tipo de cáncer (infantil). Esto representa una tasa de mortalidad por 100 mil habitantes de 7,3 en el 2010 y de 9 en 2014.

En la actualidad las enfermedades crónicas componen la principal causa de muerte a nivel mundial, afectando principalmente a poblaciones de bajos ingresos. Vale decir que dos terceras partes de las mortalidades ocurridas en el 2012 están relacionadas con enfermedades crónicas, esto representa 36 millones de personas en el mundo, de éstas la cuarta parte corresponde a personas menores de 60 años. Sin duda, el tratamiento oportuno es esencial para prolongar la vida; el cáncer de mama, infantil, cervicouterino, oral y colorrectal tienen tasas de curación más elevadas cuando se detectan temprano y se tratan correctamente.

Se estima que el cáncer va a ser una de las causas con más peso porcentual tanto en la morbilidad como mortalidad en las próximas décadas; se estima que uno de cada cinco hombres y una de cada 6 mujeres desarrollara cáncer antes de los 75 años y uno de cada ocho hombres y una de cada 12 mujeres morirá por esta causa. Por lo anterior, los desafíos en la lucha contra el cáncer se mantienen frente a la prevención y tratamiento oportuno de esta enfermedad.

La Secretaría Distrital de Salud señaló que estas cifras pueden reducirse mediante estrategias de detección temprana, tratamientos oportunos e intervención en factores de riesgo comportamentales.

• Actividad física: Con solo 30 minutos de actividad física, 4 o 5 veces a la semana, logramos mejorar la oxigenación, la circulación, fortalecemos los músculos de nuestro cuerpo y ayudamos a prevenir el cáncer. El ejercicio constante disminuye entre un 30 por ciento y 50 por ciento el riesgo de padecer cáncer.

• Alimentación saludable: El consumo de 5 porciones entre frutas y verduras reduce el riesgo de padecer enfermedades cardiovasculares, cáncer de estómago y cáncer colorrectal porque son alimentos ricos en vitaminas y antioxidantes.

• Reducción de la exposición al tabaco: El riesgo de cáncer se puede disminuir dejando de fumar. El consumo de tabaco provoca entre el 80 por ciento y 90 por ciento de todas las muertes por cáncer debido a las toxinas que ingresan en el cuerpo.

• Reducción del consumo de alcohol: Beber más de 125 mililitros al día (una copa de vino) o una botella de cerveza al día, incrementa el riesgo de cáncer. Consumir 1.000 mililitros de alcohol (aproximadamente una botella de vino) o 4 botellas de cerveza al día multiplica entre 4 a 5 veces este riesgo.

• Práctica preventiva del cáncer de cuello uterino: mediante la protección específica a través de la vacunación contra el virus del papiloma humano