¿No tienes cuenta?

Regístrate

¿Ya eres usuario?

Entra en tu cuenta

O conéctate con

Mi niño estuvo 50 minutos sin atención en el colegio; padre de Isaac

Don Jairo Sánchez aseveró que su hijo no era drogadicto y que fue obligado a consumir la sustancia que le quitó la vida.

Mi hijo no era drogadicto, fue incitado, prácticamente obligado a consumir, afirmó el padre de Isaac, el menor que murió en la intoxicación masiva con alucinógenos en el colegio Marco Fidel Suárez, del sector de El Tunal, en el sur de Bogotá.

El señor Jairo Sánchez aseguró que su hijo estuvo 50 minutos esperando que lo trasladaran a un centro medio y cuando finalmente lo llevaron al hospital El Tunal que está a pocas cuadras llegó sin signos vitales.

Aseguró que nunca el colegio le dijo que su hijo tuviera problemas de drogadicción y cuestionó que los profesores no se hubieran dado cuenta que 22 alumnos estaban consumiendo drogas dentro del aula de clase.

“Allá venden droga e intimidan a los estudiantes para que compren”, aseguró el señor Sánchez y dijo que el rector y los profesores sabían del tráfico de drogas dentro de la institución.

Rechazó la versión de otros padres de familia del Colegio Marco Fidel Suarez que aseguran que su hijo tenía antecedentes de consumo.

Isaac Santiago Sánchez, de 14 años, murió y otros 20 compañeros resultaron intoxicados por consumo de una mezcla de varias sustancias, entre ellas polvo de un extintor.

Cargando